FUTURO CIRCULAR EN ECUADOR

Compartir en:

La economía circular propone un nuevo modelo de producción y consumo que implica renovar, reparar y reciclar materiales o productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido. En la práctica, significa la disminución de residuos al máximo. Cuando llega el fin de la vida de un producto sus materiales se mantienen dentro de la economía siempre que sea viable.

Se realizó un interesante conversatorio sobre el proyecto “Futuro Circular, hacia un modelo de producción y consumo sostenible para Ecuador”. Gabriela Muñoz, codirectora ecuatoriana de el Fondo Ítalo Ecuatoriano para el Desarrollo Sostenible (FIEDS) asegura que “este proyecto se enmarca en un proceso de convocatoria que llevó el FIEDS, en donde participaron más de 40 propuestas de proyectos y uno de los ejes era economía circular. Esta iniciativa buscaba, de alguna manera, contribuir a todos los impactos que va dejando el cambio climático a través de mecanismos que permitan el uso eficiente de recursos naturales, pero también el consumo sostenible a nivel nacional. La capacidad de este proyecto es la generación de un trabajo coordinado entre diferentes actores de la sociedad civil, redes del sector privado, academia y estado. Esto además permite generar cambios estructurales tanto a nivel normativo como académico y sostenibilidad en los procesos”.

Este proyecto va dirigido de manera prioritaria a pequeñas y medianas empresas, que son fundamentales para dinamizar la economía local y nacional. Además, la utilización de diferentes procesos y herramientas permitirán que su trabajo sea amigable con el ambiente y persista en el tiempo, así como, su acceso a mercados internacionales. La sostenibilidad siempre da paso a que cualquier emprendimiento, empresa o institución perdure y sea rentable.

Imagen por defecto
Lili Tapia
Artículos: 89