PLAN DE LIMPIEZA EN GALÁPAGOS

Compartir en:

Galápagos es uno de los lugares más protegidos del planeta por su riqueza natural única, sin embargo, hoy es afectado por el incremento de residuos que llegan a sus costas. Un estudio científico liderado por el biólogo Juan Pablo Muñoz de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) asegura que, en 2021, el Parque Nacional Galápagos sumó 15 toneladas de desechos, superando la cifra de 2019 (12,4 toneladas) y de 2020 (13,28 toneladas). Los resultados también concluyen que el 30% de la basura proviene de la flota china que pesca calamar gigante frente al perfil costero de Ecuador, Perú, Chile y Argentina.

El Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica inicia el plan anual de limpieza costera en sitios lejanos de Galápagos, a través de la colaboración de guardaparques, pescadores, voluntarios, así como representantes de Conservación Internacional y Vive World In Cooperation, conformando un equipo de 12 personas que durante siete días recorrieron 19 kilómetros de difícil acceso: Punta Albemarle, Cabo Marshall y Playa El Muerto, recogiendo 261 sacos de basura. Por cada jornada, se estableció la separación de desechos en embarcaciones y se contabilizó 15.200 botellas plásticas de las cuales 8.787 se encuentran en estado de descomposición y se deshacían al mínimo contacto o manipulación.

Todos los desperdicios se entregaron al Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Santa Cruz para su correcto procesamiento. Alfonso Velasteguí, guardaparque, afirma que “el Plan de Limpieza Costera que impulsa la Dirección del Parque Nacional Galápagos contempló la intervención de siete sitios pero, debido a la gran cantidad de basura existente, no se pudo completar el recorrido y únicamente intervenimos tres lugares”. Para la segunda semana de abril está previsto intervenir en el sector Las Tablas y Cerro Ballena, al este de la isla Isabela, y Sombrero Chino, La Poza de las Azules en la isla Santiago.

Imagen por defecto
Lili Tapia
Artículos: 87