UN MILLÓN DE ÁRBOLES PARA ECUADOR

Compartir en:

La actividad forestal genera múltiples beneficios, no solo ambientales, sino también sociales y económicos. Permite la conservación de bosques nativos que garantizan la protección de cuencas hidrográficas, biodiversidad, corredores de fauna, etc. Como un aporte en la lucha contra el cambio climático, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) impulsa la siembra de, al menos, un millón de árboles en todo el territorio nacional. Con este proyecto busca difundir el mensaje de “cuidado de la casa común” a la que invita el Papa Francisco.

Esta actividad se desarrolla en siete provincias en las cuales tiene presencia la universidad: Carchi, Esmeraldas, Sucumbíos, Pichincha, Imbabura, Santo Domingo y Manabí. Se espera conseguir reforestación en 1.000 hectáreas de terreno, con árboles nativos y endémicos. Diego Jiménez, director de Vinculación con la Comunidad, asegura que «este proyecto no está destinado solo a instituciones educativas, empresas públicas o privadas, sino también a toda la ciudadanía que desea aportar con su colaboración para preservar nuestros bosques». Si usted quiere apoyar esta iniciativa, es importante registrar su aporte en https://1millondearboles.ec/ y especificar si gusta donar o formar parte del equipo de postreforestación. Por la diversidad que tiene Ecuador en cuanto a sus regiones, así como tipos de flora y fauna, la universidad contará con un equipo técnico especializado para sembrar especies de árboles acorde a cada lugar, procurando cuidar su hábitat y tiempo de vida.

Imagen por defecto
Lili Tapia
Artículos: 89